miércoles, 27 de noviembre de 2013

miércoles, 20 de noviembre de 2013

"Cuanto más conozco a la gente más quiero a mi perro." Diógenes de Sínope

LUZ DE LA VIDA

domingo, 17 de noviembre de 2013

lunes, 11 de noviembre de 2013

BLACK LABEL


ONE MORE TIME

HOT ROD







ES UN COHETE, ES UN AVIÓN, ES...

EUROPA

¡CHANGE THE RULES!


SHOOT THE RUNNER

CAMUS

Albert Camus es un maestro para todos aquellos que buscan, en medio de la bruma ideológica, leer y formular su experiencia humana de forma limpia, directa. Estos días, en los que celebramos el centenario de su nacimiento, se hace más evidente. A Camus le gustaba definirse como un combatiente. Y combatió por muchas causas: rompió la tiranía de un marxismo que se consideraba imprescindible, utilizó sus artículos de prensa para luchar contra múltiples abusos de poder. Jacques de El Primer Hombre, su novela póstuma. El gran personaje, contra todo el legado de Freud, busca en el padre la paz. Es alguien marcado por “un apetito de vida devorador” que “no desea ningún lugar, sino la alegría, los seres libres, la fuerza y todo lo que de bueno, de misterioso tiene la vida y que no se compra ni se comprará jamás”. La búsqueda ya no es destructiva, es deseo de más vida: “quería huir a un país donde nadie envejeciera ni muriera, donde la belleza fuese imperecedera, donde la vida fuera siempre resplandeciente y salvaje”. De hecho, él no es más que “ese corazón angustiado, ávido de vivir, en rebeldía contra el orden mortal del mundo, queriendo ir más lejos, más allá, y saber, antes de morir”. Es consciente de que “no le basta toda su energía para construirse y conquistar o entender el mundo”. Y se abandona así “a la única esperanza ciega de que esa fuerza oscura, que durante tantos años lo había alzado por encima de los días y había alimentado sin medida, le diese también con la misma generosidad infatigable con que le diera sus razones para vivir, razones para envejecer y morir sin rebeldía”. Este deseo de “más vida” y de “más allá” es tan potente en el último Camus, es tan fuerte en nosotros, que no puede ser hijo de un padre cuyo rostro se esconda tras una tumba anónima. Es más bien el tono de una voz bien viva

SMOOTH BEANS

MAEZTU, ASESINADO Y OLVIDADO

"Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles". Ramiro de Maeztu

ZENTROPISTAS


viernes, 8 de noviembre de 2013

miércoles, 6 de noviembre de 2013

viernes, 1 de noviembre de 2013