martes, 29 de octubre de 2013

HONOR Y RESPETO

“Si ganan las izquierdas, tengo un noventa por ciento de posibilidades que me vuelen la cabeza. Si gana las derecha, tendré que marcharme de España para vivir con dignidad.” Ramiro Ledesma

Se van los grandes...

¡FUCK THE LAW!



DE-CADENCIA

DETALLES



REDS DON´T SURF

SCLRN

NO PARAR HASTA CONQUISTAR


viernes, 25 de octubre de 2013

lunes, 21 de octubre de 2013

POR VOSOTRAS

 
Un homenaje a todas esas mujeres que consiguen enfrentarse a esta plaga, mirarla de frente, negarse a rendirse y pelear. Agarrarse a la vida y pelear muy duro con uñas y dientes. Necesitamos de vuestro ejemplo.

Desde este humilde rincón nuestro reconocimiento a todas ellas y una clara propuesta: Más medios para investigación.

jueves, 17 de octubre de 2013

miércoles, 16 de octubre de 2013

lunes, 14 de octubre de 2013

viernes, 11 de octubre de 2013

SINTONIA

ORGULLO PATRIO





Breve Historia del Alano Español


La hipótesis más probable considera que el Alano Español es descendiente directo del antiguo perro llamado Alaunt que utilizaba la tribu Alana para la guerra y el manejo de ganado vacuno en el imperio Sármata (actualmente Asia central), en el siglo I de nuestra era. Siendo éstos famosos por sus excelentes jinetes y perros, a la caída del imperio Romano invaden Europa y conquistan en el siglo V, junto con los Suevos y Vándalos, gran parte del territorio de lo que ahora es España. Al mezclarse sus perros con distintos tipos de perros locales de cada región europea, dan lugar a la gran variedad de molosos que encontramos en la actualidad, como el antiguo bulldog en Inglaterra, el extinto bullenbeiser en Alemania, el alano de vautre (agarre) en Francia o el alano o perro de toro en España.

En el caso particular de España, se cree que el antiguo perro alano, al mezclarse con los lebreles, da origen al actual Alano Español, el cual obtiene las mejores características de cuada uno como lo son la fuerza, el tamaño, el temperamento y la potencia del primero, y la velocidad, agilidad, agresividad y el instinto de presa del segundo.

Durante la edad media, las características del Alano permanecen inalteradas, desde el punto de vista somático, como perro de guerra, de agarre de ganado bravo, de diente en la caza mayor y como un excelente guardián, tal y como hace referencia el rey Alfonso XI en su “Libro de la Montería” en el año de 1350 y en el “Tratado de la Montería” del siglo XV de autor desconocido en el que menciona lo siguiente: "no tomando por hambre ni por premio, sino por naturaleza derecha que le dio Dios" (hoy lo llamamos instinto de presa). Es así que el Alano Español está ligado a las tradiciones ancestrales del pueblo Español como lo es la suerte de toros, en la que un toro bravo es sometido por los alanos españoles mordiéndolo siempre por la cabeza o las orejas hasta dominarlo.

Así mismo, el Alano Español tuvo un papel muy notable para el imperio Español del siglo XVI durante la conquista del continente Americano ya que, por sus cualidades físicas y psíquicas, era considerado como un temible guerrero por los nativos americanos, de la misma manera que causaba tanto asombro en éstos que lo consideraron “una invención del diablo” toda vez que “era capaz de hacer frente a un jaguar”, por lo que se decía que los nativos americanos, temían más a diez soldados con un alano español que a cien de ellos sin el perro, tal y como consta en las crónicas de la conquista de América, escritas por los religiosos españoles de la época.

En el caso particular de la conquista de México, se dice que los ejércitos españoles, marchaban al entrar a Tenochtitlan (hoy ciudad de México), con cuatro alanos al frente, los cuales tenían largos dientes y lenguas y siempre iban con la cabeza baja olfateando el suelo, tenían ojos completamente amarillos y eran manchados como un jaguar.

De esta forma, también se describe la costumbre que tenían los ejércitos Españoles, encontramos a dos ejemplares de alanos español muy sobresalientes por su valentía, nobleza e inteligencia, Becerrillo y Leoncillo (hijo del primero), los cuales lograban tener del ejercito una paga para su dueño mayor de lo que ganaba un arcabucero y que murieron bajo las flechas de los nativos americanos.

Con el auge de los combates entre animales en el siglo XIX, sobre todo en Inglaterra, ya sea entre toros u osos contra perros o entre perros entre sí, se importan algunos ejemplares de Alano Español a ese país para utilizarlos para estos fines, a tal grado que un periódico inglés remarca que el Alano Español “cuando lucha, solo sujeta a su adversario por la cabeza, es silencioso e insensible al dolor”. Así mismo, en la caza mayor, se dice que el Alano Español ataca a su adversario (comúnmente el jabalí) con desprecio de su propia vida, el cual normalmente lo recibe con la trompa y ya sea ileso o abierto en canal, se repone y arremete nuevamente contra él.

A lo largo de tantos siglos de historia el Alano Español ha forjado su temperamento, convirtiéndose en un perro muy serio, que conoce sus capacidades y por ello no duda en actuar cuando las circunstancias así lo requieren, pero a la vez muy equilibrado, noble, gentil y protector con los suyos y muy valiente y desconfiado con los extraños.

Aún siendo el Alano Español una raza que cuenta con más de XIV siglos de historia y con la mayor reseña pictográfica de la península Ibérica, como se demuestra en las pinturas de Velázquez y Goya o los escritos de Cervantes y Lope de Vega, se especulo en la década de los 80´s sobre su extinción, pero gracias a un grupo de entusiastas se encontraron y rescataron unos cuantos ejemplares típicos en las Encartaciones, en Vizcaya y algunos otros sitios apartados del mundo moderno en donde la caza y el manejo del ganado bravo, en especial de la raza Monchina, siguen siendo parte de la vida cotidiana, por lo que en la actualidad podemos asegurar que el antiguo Alano Español está plenamente recuperado, pero aún queda mucho camino por recorrer para lograr que sea reconocido oficialmente como raza en las Federaciones Caninas de todo el mundo y con ello incentivar la crianza y reproducción responsable de estos maravillosos animales por gente comprometida con la raza

Cuando los Dioses nacían en Extremadura



La figura del extremeño Vasco Núñez de Balboa (Jerez de los Caballeros, 1475 – 1519, Acla) es una de las figuras más relevantes de la colonización española en América. Tras el descubrimiento del continente por Cristóbal Colón, el siguiente paso consistiría en dilucidar si esas tierras formaban parte de Oriente, de las zonas productoras de las cotizadas especias. El encargo que los Reyes Católicos hicieron al genovés en 1502 responde a este interés. El cuarto viaje de Colón (1502-1504) dejaría bien claro que aquello no era Asia, aunque el único que no lo percibió así fue el propio Almirante. A los veinticinco años, en 1500, atraído por las noticias de los viajes de Colón y otros marinos andaluces, Núñez de Balboa comienza su aventura en las Indias formando parte de la expedición de Rodrigo de Bastidas, recorriendo con ella las costas del Caribe, desde Panamá hasta territorios de la actual Colombia. En 1502 se retira a La Española para ejercer de agricultor, mas la vida tranquila y sedentaria no le reporta la estabilidad social y económica a la que aspiraba. Se arruina y ha de abandonar la isla precipitadamente. En 1509, huyendo de los acreedores, se embarca como polizón en la nao, en el interior de un barril, acompañado de su perro Leoncico, de la expedición del alcalde mayor de Nueva Andalucía, Martín Fernández de Enciso, que acudía en socorro del gobernador Alonso de Ojeda. Se percataron de la irregular presencia de Núñez de Balboa y Enciso amenazó con abandonarlo en un islote desierto, pero desestimó la idea al comprobar los útiles conocimientos que el de Jerez de los Caballeros poseía de la región a la cual se dirigían, por haberla recorrido y explorado ocho años antes. Arribó la expedición a San Sebastián de Urabá, logrando sus integrantes derrotar a los indígenas que hostigaban la incipiente colonia. Balboa recomendó a Enciso cambiar la ubicación del provisional emplazamiento de la población y refundarla en zona menos expuesta. Así, se trasladaron a Darién, donde florecerá el primigenio emplazamiento permanente en suelo americano, considerado el primer núcleo urbano continental de América: Santa María la Antigua del Darién. Los colonos españoles no apreciaban precisamente a Enciso, al que acusaban de déspota y avaro. Con el beneplácito de los vecinos, Balboa se convirtió en alcalde de la villa. Balboa acrecienta su prestigio y poder entre los colonos y, de este modo, en 1511 se le designa gobernador de la provincia de Veragua. A partir de estos momentos, Balboa se volcará en su faceta de descubridor y explorador de nuevos territorios, arriesgándose en numerosas expediciones. Recorrerá el istmo de Panamá; merced a su tesón en la batalla y a su don de gentes, traducido en hábil diplomacia, se granjeará el respeto y el temor de los indígenas. Destacaba su política humanitaria respecto a la población autóctona, pero, al mismo tiempo, demostrará extrema severidad y firmeza hacia las tribus caníbales u hostiles a los colonos. A finales de 1512 e inicios de 1513, Núñez de Balboa accede a la comarca dominada por el cacique Careta, al que derrota. Posteriormente, ambos entablarán sincera amistad. Al recorrer el territorio sometiendo a diferentes caciques, Balboa escucha por primera vez la nueva de la existencia de otro inmenso mar, en el opuesto lado de las orillas del Caribe, mediando la tierra firme. La noticia desvelaba no solo una rica región en la que abundaba el oro, sino también la presencia de un Océano desconocido. Al de Jerez de los Caballeros no le pasó desapercibido ninguno de tan interesantes detalles. En 1513, Balboa emprendió viaje desde Santa María a través del istmo de Panamá. Integraban su hueste 190 españoles, algunos guías indígenas y una jauría de perros. Recorren y descubren enormes extensiones del exuberante territorio, viéndose obligados a enfrentarse militarmente a los indígenas en diversas ocasiones. La expedición llegó exhausta a Cuarecuá, desde donde se encaminaron hacia las cordilleras del río Chucunaque. Muy pocos hombres acompañaban a Balboa en esta fase final del periplo, quien sabía, gracias a referencias ciertas, que desde lo alto de la cordillera podían avistarse las aguas de ese mar ignoto para los europeos. El 25 de septiembre de 1513, desde las crestas de las montañas, Balboa logró divisarlo, bautizándolo con el nombre de Mar del Sur, el actual Océano Pacífico. Balboa marchó hacia sus playas con tan sólo veintiséis hombres. Al acercarse a las olas que rompían en la arena, Balboa alzó sus manos: en una portaba la espada, en la otra, un estandarte con la imagen de la Virgen María. Avanzando en el mar, hasta que este le cubrió las rodillas, tomó posesión de aquellas aguas para la corona de Castilla. De este modo, se consumó el hecho más importante de la historia de la llegada de los europeos a América tras el descubrimiento. Fue el primer europeo que paseó por sus orillas. Vasco Núñez de Balboa obtendría el nombramiento de Adelantado del Mar del Sur y Gobernador de Panamá y Coiba. En 1520, Fernando de Magallanes rebautizaría el Mar del Sur con el actual nombre de Océano Pacífico. Se completaba, de esa forma, el prolongado proceso de conocimiento de las dimensiones y de la forma del globo terráqueo iniciado por Eratóstenes: descubrimiento del continente americano, hallazgo de la gran masa de agua situada al Oeste del mismo y circunvalación de la esfera, hasta arribar al punto de origen: España, Europa. Todo en el lapso de veintiún años. Vasco Núñez de Balboa presta su nombre, quinientos años después del gran descubrimiento, a parques y avenidas de Panamá, en donde un monumento lo presenta de cara al Océano Pacífico. La moneda oficial del país centroamericano es el Balboa. El rostro del hijo de Jerez de los Caballeros aparece en el anverso de algunas de esas piezas de plata, convirtiendo en algo cotidiano e inolvidable, para los panameños, tanto su nombre como su efigie. 

I´ll fight for...


I'll go, I'll go, I'll go, I'll go for you


I'll fight, I'll fight, I'll fight, I'll fight for you

I'll kill, I'll kill, I'll kill, I'll kill for you

I will, I will, I will



I'll go,I'll go, I'll go, I'll go for you

I'll fight, I'll fight, I'll fight, I'll fight for you

I'll die, I'll die, I'll die, I'll die for you

I will, I will, I will



And if I die

I'll die

I'll die alone on some

Forgotten hill

Abandoned by the mill

All my blood will

Spring and spill

I'll thrash the air and then be still



You'll wait

With the star from a dream

And know that I am gone

You'll feel it in your heart

But not for very long

You'll rise each day as planed

Your will is your command

And stand each Sunday

A hymnal steady in your hand

You'll sing to yourself

The rising-falling melody

That you could never read

Without the choirs' lead

Still alone, and lost in deep

And your soul will not be free



I will go , I will go, I will go

And in wars waters

I will wade

And I will know

If I remorse or regret

The fairness of our trade

For you to live

I took your place

A deal was made

And I was paid

And the goal as I was told

Was a place where my body could be laid

And we will steal your life

And die old

In better homes surrounded

By your peers

Without suffering or fear

Grandchildren far and near

And none will shed a tear

For the love no longer here



I'll go, I'll go, I'll go, I'll go for you

I will

I'll fight, I'll fight,I'll fight, I'll fight for you

I will, I will, I will

I'll kill, I'll kill, I'll kill, I'll kill for you

I will

I'll die, I'll die, I'll die, I'll die for you

I will, I will, I will



And if I die

I'll die

I'll die alone like Jesus

On a cross

My faith cannot by tossed

And my life will not be lost

If my love comes across



ATRAPADO POR EL LADO OSCURO


RUBIAS, MORENAS...


LOAKE LOAFER



TERRY HALL ED.


BarbaRiders Clan


Queremos escalar en roca un A6 y que se fusionen como nunca, nuestra cabeza y acelerado corazón. Queremos cabalgar olas y sentir el impacto del agua salada en nuestros frágiles cuerpos. Nos apasiona sentir, palpar, oler lo que vemos con nuestros propios ojos, renegamos de lo virtual, nos apasiona estar delante de la pantalla de ordenador, pero solo cuando planificamos nuestro próximo viaje, morimos por sentir entre nuestros dedos como pasamos las páginas de un libro viejo y el olor que desprende con cada movimiento. Se derriten nuestros oídos, escuchando deliciosos sonidos que salen de un tocadiscos, mientras gira y gira un vinilo. Amamos el peligro, la energía y la temeridad. Nunca es tarde para descubrir pueblos remotos, gentes increíbles, lugares inhóspitos...

domingo, 6 de octubre de 2013

jueves, 3 de octubre de 2013