miércoles, 27 de octubre de 2010

martes, 26 de octubre de 2010

lunes, 25 de octubre de 2010

sábado, 23 de octubre de 2010

jueves, 21 de octubre de 2010

Stop Islam


Imágenes de un musulman bailando sobre el altar de la Catedral de Florencia, ante la incredulidad de los asistentes.

Recordemos que...

El Altar es el lugar central de la asamblea eclesial. Junto al ambón, lugar de la Palabra, es el centro de la celebración litúrgica. Ambos lugares están estrechamente unidos en cada celebración: el Ambón como fuente de anuncio y de llamada; el Altar como lugar de la plena realización y don.

Ara (= altar del sacrificio). De por sí, el término "sacrificio" quiere decir "hacer algo sagrado", esto es: ofrecer algo a Dios, prescindiendo que sea o no con efusión de sangre.

Tempus fugit


lunes, 18 de octubre de 2010

A RODAR...


Recorrido de la VI Concentración Internacional de Motos Clásicas (antiguas) Bellavista-Sevilla 24 octubre 2010 Saldrá sobre las 12,30 de la mañana.

Desde los jardines de Hércules, (cervecería los barriles) junto a la conocida venta real de Antequera, el recorrido previsto salvo cambios.

Nuestros amigos de Talleres DAKAR colaboran con el club organizador.

Allí estaremos...

The Guttersnipes

Arrojo y Arrogancia





Nada que celebrar


domingo, 17 de octubre de 2010

Aquellos Maravillosos Años...

Tras este disco cambiarían de nombre y pasarían a estar en un estado de tristeza permanente, formarían "Los Secretos"...el resto es conocido por todos.

¡Orgullo Cristero!

El corrido de Martín Díaz, Jefe Cristero de lagos de moreno, narra la historia de la batalla del cerro de la mesa redonda en donde vencieron y humillaron al ejercito federal. Después de terminada la guerra la Familia de Anda de San Juan lo mando asesinar a traiciòn con la aprobaciòn del gobierno ya que nunca pudieron de frente porque le tenian miedo. Fotografias de la guerra cristera en México donde murieron más de 200.000 personas a causa de la intolerancia del gobierno "liberal"... ¡ES QUE LOS TOLERANTES SON IGUALES EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO!.


Para saber más:

"Mis andanzas por México": www.edicionesnuevarepublica.es


¡Orgullo Cristero!


Tatuajes


jueves, 14 de octubre de 2010

martes, 12 de octubre de 2010

lunes, 11 de octubre de 2010

12 de Octubre, ¡A disfrutar!



Hace algunos años, en el canal de entrada de San Juan de Puerto Rico, frente a los castillos del Morro y San Cristóbal, me llamó la atención una enorme bandera española que alguien ondeaba en un edificio blanco próximo a la embocadura. «Son las monjas», dijo quien me acompañaba, que era mi amigo y editor en Puerto Rico Miguel Tapia. «Y eso es que está entrando un barco español.» No hablamos más en ese momento, pues estábamos ocupados en otras cosas; pero lo de la bandera y las monjas me picó la curiosidad. Así que después procuré enterarme bien del asunto, que resultó ser una bella historia de lealtades y nostalgias. Algo que realmente comenzó hace más de un siglo, el 16 de julio de 1898.

Aquel fue el año del desastre. Trece días antes, la escuadra del almirante Cervera, que había salido a combatir sin esperanza en el combate más estúpido y heroico de nuestra historia, había sido aniquilada en Santiago de Cuba por el abrumador poder naval norteamericano. Los buques de guerra yanquis bloqueaban la isla de Puerto Rico, impidiendo la llegada de refuerzos y suministros a las tropas cercadas. En esas circunstancias, el Antonio López, un moderno y rápido buque mercante que había salido de Cádiz con armas y pertrechos para la guarnición, recibió un telegrama con el texto: «Es Que Usted Haga Llegar Preciso El Cargamento Un Puerto Rico Aunque Sí Pierda El Barco». Veterano, disciplinado, profesional, con los aparejos en su sitio, el capitán del Antonio López, que se llamaba don Ginés Carreras, intentó burlar el bloqueo estadounidense. No lo consiguió. El 28 de junio, cuando navegando sin luces y pegado a la costa intentaba entrar en San Juan, fue localizado por el USS Yosemite, que lo cañoneó. El capitán Carreras logró escapar a medias, varando el barco en Ensenada Honda, cerca de la playa de Socorro, desde donde en los días siguientes intentó llevar a tierra cuanto podía salvarse del cargamento. Pero dos semanas más tarde, el USS New Orleans se acercó para dar el golpe de gracia, destrozándolo a cañonazos.

Fue entonces cuando se tejió la historia que les cuento. Bajo el bombardeo, un tripulante del Antonio López, que se había atado la bandera del barco a la cintura antes de echarse al agua para intentar ganar tierra a nado, llegó gravemente herido a la orilla. Nunca pudo averiguarse su nombre, pues murió en brazos de un puertorriqueño de los que acudieron a ayudar a los náufragos. «Que no la agarren», suplicó el marinero mientras moría, señalando la bandera. Y el puertorriqueño cumplió su palabra, quizá porque se llamaba Rocaforte y era de padres gallegos. Hombre supersticioso o religioso, y en cualquier caso hombre de bien, por no incumplir la demanda de un moribundo, la guardó en su casa durante años. Y al fin, un día, pensó en las monjas.

Eran españolas, de las Siervas de María, instaladas en la isla desde 1897. Atendían un hospital junto a la boca del puerto, y permanecieron allí después de la salida de España y la descarada apropiación de la isla por los Estados Unidos. Acabada la guerra, las hermanas, con la natural nostalgia, adoptaron la costumbre de saludar desde la galería del hospital, agitando sus pañuelos, cada vez que un barco de su lejana patria entraba o salía en el puerto. Eso dio a Rocaforte la idea de confiarles la bandera. Se presentó en el hospital, contó la historia a la madre superiora, y le entregó la enseña. Y desde entonces, cuando entraba o salía de San Juan un barco español, las monjas hacían ondear en la galería, en vez de pañuelos, la vieja bandera del barco perdido.

Todavía lo hacen, un siglo después. De las veintisiete monjas que atienden hoy el hospital de las Siervas de María, ya sólo cinco son compatriotas nuestras. Pero cada vez que un barco español pasa frente al hospital, navegando lentamente por la canal de boyas, su capitán cumple el viejo ritual de dar tres toques de sirena y hacer ondear la bandera en respuesta al saludo de las monjas, que desde la galería agitan la suya. De haberlo sabido, aquel anónimo marinero del Antonio López que hace ciento doce años se arrojó al mar, intentando ganar la playa bajo el fuego norteamericano con la enseña de su barco atada a la cintura, estaría satisfecho. Me pregunto si quienes salieron a la calle tras el último partido del Mundial de Fútbol, llenándolo todo de colores rojo y amarillo, serían conscientes de que se trataba de la misma memoria y la misma bandera. Y de que, al ondearla con júbilo en calles y balcones, rendían también homenaje a tanta ingenua y pobre gente que, manipulada, engañada, manejada por los de siempre –«Aunque Sí Pierda El Barco», ordenaron los que diseñan banderas pero nunca mueren defendiéndolas–, cumplió honradamente con lo que creía eran su deber y su vergüenza torera. Y esto incluye a las monjas de San Juan.
Arturo Pérez Reverte

domingo, 10 de octubre de 2010

jueves, 7 de octubre de 2010

On Tour


Sábado 16:-

13:00 h. – Recepción de vehículos en el Parque del Cid.Vinos por la zona y comida libre.-
17:30 h. – Rally Volkscooterista. Kilómetros de ruta: 60 aprox. (Depósitos llenos, por favor)-
20:30 h. – Exposición de vehículos en la zona del Barrio Romántico.-
22:00 h. – Cena de hermandad en el Restaurante Formela.-
00:00 h. – Fiesta Volkscooterista en el PORTOBELLO
Dj Raba Dj Adolfo Malditos Roedores Dj Pablo Neuchatel

Domingo 17:-

11:00 h. - Recepción de vehículos en la Plaza de las Cortes Leonesas.-
12:00 h. – Ruta turística por la ciudad de León con final en el Barrio Romántico.-
13:30 h. – Concierto Vermouth a cargo de“SILVER CLUB BIKINI”Entrega de premios y agradecimientos.-
15:00 h. – Gran paellada popular cortesía de Centro León Gótico y Asociación de Hosteleros del Barrio Romántico. A la finalización, despedida, besos y hasta el año que viene.

P.D.: Inscripciónes para la cena del sábado, en el correo del club (vwclasicoleon1@hotmail.com) y en el post del blog LSD.http://www.facebook.com/home.php?#!/profile.php?id=100000062553650http://vwclasicoleon.blogspot.com/http://leonsd.blogspot.com/

On the run




OSSA


Santi Herrero ha pasado a la historia del motociclismo español como el primero de los nuestros que luchó por un título “grande”, sin complejos. Junto a OSSA formó un binomio inolvidable, un equipo ganador que sólo pudo ser batido por la fatalidad.



Una persona muy popular y querida en el entorno, transmitía sus sensaciones sobre la moto con claridad en una época en la que los pilotos no disponían de la facilidad de contar con circuitos permanentes para poder experimentar. En el desarrollo de la OSSA monocasco con motor con válvula rotativa con la que sorprendió al mundo, su trabajo con Eduardo Giró fue armonioso y eficaz. Los pilotos que probaron este prototipo montado en un chasis de tubo destacaron su velocidad, inaudita para la época. Si con las OSSA 230 cc sin carenado que rendía 30 CV de potencia había ganado el Campeonato de España con Carlos Giró y Luis Iglesias, aquella moto de seis marchas, embrague en seco, bomba de aceite y chasis monocasco prometía ser muy competitiva…

Santi fue un buen apoyo para desarrollar la moto de Gran Premio con la que voló por los circuitos de todo el mundo. Viajaba sólo al principio y con Esteban Oliveras de mecánico, posteriormente, en una curiosa furgoneta Seat que se fabricaba sólo para Cuba. Con la OSSA 250 monocasco de magnesio estuvo a punto de conquistar el Campeonato del Mundo de 250 del año 1969. Ese año había ganado tres Grandes Premios por delante de las entonces imbatibles Yamaha que, en función de la estructura de su motor, tenían diez o doce caballos más de potencia pero también eran bastante más pesadas que la OSSA monocasco. Pero Herrero se tuvo que retirar en la última carrera disputada en Yugoslavia y acabó tercero en la clasificación general del Campeonato del Mundo.

Al año siguiente (1970), después de ganar en Opatija y ser líder del campeonato, llegó la carrera del Tourist Trophy, un circuito donde la victoria tenía un sabor especial. Resultó mortal en la carrera de la Isla de Man al colisionar con Stanley Wood en el denominado Westwood Corner. Su pérdida afectó tanto a la compañía que la marca abandonó las carreras




OSSA ha vuelto, puedes encontrar mas información en http://www.ossafactory.es/

Otros tiempos, misma máquina.







The Smiths

¡We are the family!